Anexo del CITA

Anexo del CITA

En el edificio anexo del CITA se va a construir casi 1000 m2 donde se albergará el nuevo Laboratorio de Química de Alimentos, el nuevo Laboratorio de Análisis Sensorial y un espacio para el Programa de Apoyo Tecnológico a la Industria, PATI, inscrito en la Vicerrectoría de Acción Social.

Laboratorio de Química:

Este laboratorio amplía el espacio actual de una infraestructura muy antigua con espacios limitados de trabajo a un laboratorio moderno, bien distribuido y con un importante aumento de espacio.  Pasa de 150 m2 actuales a cerca de 500 m2 de espacio.  Además, pasa de 9 espacios de trabajo en el laboratorio individual a 30 espacios previstos para trabajo de análisis.  El nuevo laboratorio presenta separación de operaciones lo que mejora las condiciones de trabajo, de seguridad ocupacional, optimización de tiempos y mejor uso de los instrumentos de medición al estar bajo condiciones apropiadas para su funcionamiento.  Esta ampliación no solo aumenta la capacidad sino también al estar mejor ordenado estimular una mayor productividad operativa y seguridad para el personal del laboratorio y los estudiantes durante su trabajo.  El laboratorio ahora tendrá espacios divididos en áreas que rodean una zona común de trabajo.  Estas áreas serán:

-          Cromatografía y espectroscopía

-          Pesado de muestras

-          Instrumentos que generan calor

-          Lavado

-          Congeladores y refrigeradores

-          Cuarto oscuro

-          Absorción atómica

-          Extracción con solventes

Además, el proyecto incluye una compra importante de equipos que abren espacios de nuevos métodos de análisis y mejora en los tiempos de ejecución de las determinaciones.  Por ejemplo:

-          Compra de un Cromatógrafo GC-Masas: aumenta la capacidad de investigación.  Al utilizar tecnología de análisis se pasa de determinaciones contra patrones a la determinación contra bases de datos internacionales que permiten introducir nuevos metabolitos en el análisis y determinar productos desconocidos.  En el caso del perfil de ácidos grasos se pueden determinar además de los clásicos se pueden incluir esteroles en general (como el colesterol), fitoesteroles o piracinas estas últimas importantes en la caracterización de los aromas del cacao o el café que ayudan a definir mejores variedades, condiciones de tostado o de tratamiento para optimizar la calidad del producto final.   Además, abre las posibilidades con la determinación de azúcares y de compuestos volátiles donde ahora se podrán incorporar nuevas determinaciones o bien definir mejores las mejores condiciones de un proceso o tratamiento para obtener un producto final alimenticio de mejor calidad o más aceptado por el consumidor final.

-          Compra de un HPLC con detector de fluorescencia: Permite ampliar la oferta de análisis del laboratorio al incorporar la determinación de amino ácidos en alimentos.  Estos apoyan la gestión de calidad funcional – nutricional y sensorial de un alimento al poder hacer un perfil completo de amino ácidos como los amino ácidos esenciales (histidina, leucina, isoleucina, etc.) como aquellos que son de interés funcional como los presentes en nuevas fuentes de proteína como la quinoa, amaranto, las algas como espirulina, etc. 

-          Analizador de nitrógeno elemental: Equipo que permite aumentar la capacidad analítica al pasar de 20 muestras al día a un estimado de 150. Esto apoya la investigación con un componente fundamental en productos como leche, carne, leguminosas, etc. 

-          Absorción atómica: El equipo actual nos permite trabajar con los 4 minerales fundamentales como sodio, potasio, calcio y hierro a introducir nuevos minerales como elementos trazas como el cobre, magnesio, selenio, iodo o zinc y otros metales pesados como el plomo o el cadmio, éste último de mucho interés actualmente para la producción de cacao.

Este laboratorio lleva a cabo un estimado de 6000 determinaciones al año y estas se llevan a cabo tanto para los proyectos de investigación, los de acción social y los trabajos finales de graduación de estudiantes de Ingeniería de Alimentos, de maestría en Ciencia de los Alimentos y del Doctorado en Ciencias.  El laboratorio ahora podrá aumentar el número de estudiantes que puedan trabajar y aprender haciendo durante el desarrollo de sus trabajos finales de graduación y aprovechar la infraestructura de una mejor manera.  El CITA tiene estudiantes extranjeros a través de convenios internacionales que llevan a cabo estancias de investigación de países como Francia, Alemania, Uruguay, México, Nicaragua, etc. que se verán además beneficiados al contar con un espacio apropiado para su trabajo en el laboratorio.

 

Laboratorio de Análisis Sensorial:

El laboratorio actual del CITA es muy limitado en espacio y no tiene capacidad de trabajar en ciertas áreas de la investigación en análisis sensorial.  Este nuevo laboratorio tendrá un espacio aproximado de 300 m2 y permitirá aumentar el número de cubículos de evaluación individual del panel entrenado del CITA al pasar de 5 a 10 cubículos.  Esto mejora considerablemente el tiempo destinado a las sesiones de un panel de evaluación.  Por otro lado, en el espacio de la evaluación cualitativa el laboratorio no cuenta con instalaciones adecuadas para el desarrollo de sesiones de grupo para evaluación con consumidores y ha tenido que improvisar espacios para llevar a cabo estas delicadas determinaciones.  En ocasiones ha tenido de alquilar instalaciones apropiadas para el desarrollo de estos “focus groups”. En el nuevo laboratorio se acondiciona un espacio para una Cámara de Gesell que permite llevar a cabo las evaluaciones con consumidores de las características de un producto, de su presentación, de sus intereses a la hora de llevar a cabo su compra, etc. en un espacio que permite la evaluación del consumidor por otras personas participantes en un espacio cómodo para ellos. Esta evaluación es de mucha importancia en los procesos de desarrollo de nuevos productos y los estudiantes de ingeniería de alimentos podrán recibir formación en la dirección o análisis de la información que se genera con esta técnica.  Podrán incorporar en sus TFG las evaluaciones en condiciones apropiadas y aprender más sobre la respuesta del consumidor y sus necesidades.

El Centro en esta área de análisis sensorial mantiene un importante apoyo para los proyectos de graduación que involucra a los estudiantes en sus TFG y además como apoyo a los pequeños y medianos agroindustriales que tienen limitaciones para acceder a estas tecnologías o infraestructura y así generar productos con mayor probabilidad de éxito comercial que genere bienestar para ellos.

Esta instalación de evaluación sensorial es muy utilizada por otras carreras como Zootecnia, Agronomía y Administración de Empresas para sus trabajos de investigación y de graduación para los estudiantes.  El conocimiento del Centro en este tema se reconoce a lo largo de la Universidad y además al incorporar las nuevas determinaciones en sesiones de grupo se puede apoyar más a la comunidad universitaria en sus proyectos sociales o productivos.