Facultad de Ciencias

Facultad de Ciencias

El nuevo edificio de la Facultad de Ciencias tendrá un total de cinco pisos, con lo cual se verán beneficiadas cinco escuelas: Química, Física, Matemática, Biología y Geología. 

En un ala se ubicarán diez laboratorios, que se distribuirán de la siguiente manera: 5 de Química, 3 para la Escuela de Física y 2 para la de Biología.

Esto significará que se podrán abrir 50 grupos de laboratorio al día; es decir, 250 posibilidades de grupos a la semana.

En el ala se construirán un auditorio para 150 personas, 16 aulas para 60 personas, 1 sala especializada para la presentación de trabajos finales de graduación y para seminarios, las oficinas del Decanato de Ciencias y 1 cafetería.

Cabe mencionar que todos estos nuevos espacios se habilitarán a partir de febrero del 2018 y vendrán a llenar una serie de necesidades existentes en esta Facultad, ya que en los últimos años ha habido un crecimiento de la población estudiantil y de las demandas de espacio, razón por la cual las actividades de docencia, investigación, acción social y administrativas se realizan en condiciones de hacinamiento.

Una característica de las unidades académicas de esta Facultad es que ofrecen cursos de servicio que son requisito en otras carreras. Es el caso de la Escuela de Matemática, que recibe por semestre entre 10 000 y 12 000 estudiantes de las ingenierías y otras áreas, o Química, que tiene una población estudiantil de otras carreras durante el primer semestre cercana a los 6000 estudiantes, especialmente de las ciencias de la salud.

Esta situación ha provocado que algunas actividades no se puedan realizar o que algunos cursos no se puedan impartir por falta de aulas y laboratorios.

Además, esta facultad posee ocho posgrados y 13 centros de investigación. Es el punto de referencia de las ciencias básicas en Centroamérica, por la calidad de sus investigaciones y la cantidad de publicaciones y logros científicos.

Sus aportes al desarrollo nacional abarcan casi todas las ramas de la economía y la vida nacional: biodiversidad, ambiente, industria, gestión del riesgo, turismo, sector energético, meteorología, educación y sector financiero, entre otros.