Facultad de Ingeniería

Facultad de Ingeniería

La nueva Facultad de Ingeniería de la UCR contará con un novedoso complejo de edificios que albergará a seis de las nueve escuelas que la componen, en un enorme inmueble que presenta las mayores dimensiones en su tipo de toda Centroamérica, pues su área constructiva es de 32 000m2. y se asienta en la Ciudad de la Investigación.

 A partir del mes de enero del 2018, allí estarán las escuelas de Ingeniería en Biosistemas, Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Química e Ingeniería Topográfica; las tres unidades académicas que completan a la Facultad de Ingeniería son las escuelas de Ingeniería Eléctrica (cuyo edificio quedará dentro del nuevo complejo), Ciencias de la Computación e Informática (se construye un inmueble anexo a sus instalaciones) y Arquitectura, que se mantendrá en su ubicación actual.

Cada unidad académica tendrá áreas exclusivas para docencia y laboratorios especializados, lo que facilitará las actividades sin que existan interferencias externas; específicamente, cada laboratorio verá ampliado su accionar al contar con más espacio adecuado para cada especialidad y en el que podrán acomodar los equipos o dispositivos tecnológicos que utilizan.

Habrá aulas de distinta capacidad preparadas para albergar 25, 35, 50, 60 y 89 estudiantes, con lo que se podrá atender la demanda de cupo, además estarán equipadas con proyectores, computadoras y acceso a Internet; a esto se deben sumar los espacios para posgrados, proyectos de acción social, bibliotecas, asociaciones de estudiantes, área de comidas y cuartos para lactancia materna.
Se trata de una propuesta con sello UCR en la que se invierte en la formación de las y los estudiantes de ingeniería, en mejorar la enseñanza que reciben e impulsar la unión entre la teoría y la práctica con la renovación de los laboratorios, fortalecimiento de proyectos de investigación e impulso de iniciativas de acción social.

Con esta infraestructura la Facultad de Ingeniería UCR da un salto cualitativo y cuantitativo en la búsqueda por continuar ofreciendo la mejor educación superior que las y los jóvenes de Costa Rica necesitan para desarrollarse como profesionales exitosos y contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de toda la sociedad.